Olas de calor en Coyhaique ¿una nueva normalidad?

por Catalina Espinosa
1389 vistas

Piero Mardones, Meteorólogo y Climatólogo
Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP)

Las olas de calor corresponden a periodos prolongados de muy altas temperaturas en un determinado lugar. Con el objetivo de identificarlas, la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) utiliza valores umbrales de temperatura a nivel diario, los cuales deben ser superados para determinar la ocurrencia de estos eventos. Si la temperatura máxima a nivel diario, registrada por una estación meteorológica, supera estos umbrales por tres o más días consecutivos, entonces se registra una ola de calor. Solo en los últimos 30 días, tenemos dos ejemplares de olas de calor en la ciudad de Coyhaique. La primera ocurrió entre el 16 y 18 de octubre, correspondiente a la segunda ola de calor del año y la primera de la temporada 2022/2023. Durante este evento, la temperatura alcanzó los 25.6°C, un valor muy alto considerando que el umbral extremo definido por la DMC para esa fecha del año es cercano a los 18°C. La segunda ola de calor, ocurrió recientemente entre el 1 y 5 de noviembre, donde se alcanzaron temperaturas aún más altas, en torno a los 30°C (ver Figura 1). La estación Teniente Vidal de Coyhaique (ubicada en el aeródromo), registró 29.2°C durante este evento, la tercera temperatura más alta registrada durante el mes de noviembre desde el año 1970. Sin embargo, las otras dos temperaturas más altas en este periodo son solo por décimas mayor, con valores de 29.4°C y 29.3° en noviembre de los años 1974 y 2016, respectivamente.

Figura 1. Monitoreo de olas de calor (últimos 90 días) en Coyhaique.

Nota: Datos de la estación meteorológica Teniente Vidal. La línea roja representa el umbral del percentil 90 de la temperatura máxima diaria, el cual debe ser superado por tres días consecutivos para tener una ola de calor. El área sombreada de color rojo indica los días de las olas de calor. Fuente: Dirección Meteorológica de Chile.

¿Qué ocurre si contamos todas las olas de calor en Coyhaique desde que se tienen registros meteorológicos de forma continua? Al contarlas y agruparlas por década, se observa una tendencia bastante clara (Figura 2). El número de estos eventos ha ido en aumento de forma progresiva y acelerada desde principios de la década de 1980 aproximadamente. De tener entre 30 a 40 olas de calor por década en Coyhaique, en las décadas previas al año 2000, pasamos a tener poco más de 60 durante la década de 2011-2020. Es importante mencionar que esta tendencia no se limita solo a Coyhaique, si no que se extiende en general a otras zonas de la región de Aysén, como en Cochrane, donde ha sido sumamente percibido por los habitantes de este territorio, sobre todo por aquellos del sector silvoagropecuario.

Figura 2: Fuente: Elaboración propia con datos de la Dirección Meteorológica de Chile.

De acuerdo con el Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC), el incremento en el número de olas de calor, tampoco ocurre solo en nuestro país si no que es generalizado alrededor del mundo y su causa corresponde a la crisis climática global provocado por el ser humano. ¿Por qué el ser humano? porque este ha modificado la composición de la atmósfera a nivel global al emitir de forma desmesurada gases de efecto invernadero (GEI), principalmente a través de la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural). Como consecuencia del acelerado cambio climático producida por acciones del ser humano, se espera que este tipo de eventos siga aumentando considerablemente su frecuencia y magnitud alrededor del mundo en el futuro, dependiendo de los distintos escenarios de emisiones de GEI. En el caso de Coyhaique, el promedio de múltiples proyecciones climáticas indica para el futuro (período 2035-2065, en un escenario poco favorable) hasta 6 olas de calor más en el año (Plataforma ARCLIM, 2022). Lo anterior, podría empeorar aún más hacia fines de siglo si la humanidad no logra reducir sus emisiones de GEI. Algunos podrán pensar que este es solo es un problema para el futuro ¿Pero qué ocurrirá en el horizonte de tiempo más cercano? De acuerdo con el pronóstico estacional para el trimestre de octubre-noviembre-diciembre, en Coyhaique la temperatura máxima estará en un rango sobre lo normal (más cálido que un trimestre “normal”), por lo que es probable que sigan registrando nuevas olas de calor y/o altas temperaturas durante los próximos meses, como las que ya se mencionaron al principio de esta columna.

En otras palabras, todo indica que las olas de calor serán un fenómeno cada vez más común para Coyhaique, y otras ciudades de la región, en el corto, mediano y largo plazo. Por desgracia, la causa principal del incremento en su frecuencia (la crisis climática) es un fenómeno de escala global, del cual ni Chile en su totalidad y mucho menos la región de Aysén tienen la capacidad de frenarlo. La mejor opción a nivel local es aceptar lo antes posible que una mayor cantidad de olas de calor será la nueva normalidad en el futuro y buscar pronto cómo adaptarnos, lo cual requiere la participación (idealmente) de todos los integrantes de la comunidad en la búsqueda de soluciones. Algunas de las necesidades de adaptación, por ejemplo, para el sector silvoagropecuario son fomentar la utilización de sistemas de cultivos que reduzcan el estrés térmico e hídrico de las plantas, así como la diversificación de cultivos (lo cual requiere mayor inversión en investigación). El mensaje final es que el cambio climático llegó para quedarse, por lo tanto el llamado a las autoridades es a tomar acción lo antes posible, ya que a mayor anticipación en el desarrollo efectivo de medidas de adaptación, menor será el impacto de este en el territorio.

También te puede interesar

Deja un comentario