Strict Standards: Non-static method HTML::showIn() should not be called statically in /home/ciepcl/public_html/prensa/index.code.php on line 54

Sala de Prensa

Mantengase informado con CIEP

¿Sabías qué...?

CIEP Viernes 9 de Junio del 2017 Noticias

En las orillas del Río Simpson, enterrados bajo las arenas de la cuenca, hay un pequeño crustáceo que sólo vive en esta parte del mundo.

A principios de los años 60s, un equipo alemán visitó la región buscando tesoros, y los encontraron. Trabajando en las orillas del río Simpson, usando un tipo de bomba especializada, descubrieron un pequeño crustáceo cerca del km. 35. Era ciego, pálido, de un tamaño de no más de tres milímetros de largo. Este bicho vivía enterrado entre los granizos de arena y grava, nadando en las aguas subterráneas. Su nombre, según los científicos, y siempre sujeto a cambio: Stygocaris patagonica. Aún hoy este es el único lugar del mundo donde se le ha visto, sin embargo su descubrimiento no llamó mucho la atención y esto ha significado que en la actualidad nadie lo ha visto en vivo. Está perdido como las historias de otros participantes en la ola de turismo científico de este periodo (el descubrimiento de la alga infame Didymo en Cisnes alto por un estadounidense, y el equipo Japonés que documentó las grandes inundaciones tipo GLOF desde Lago Arco, sector Colonia). Imaginando que en este entonces todo el paisaje estaba quemándose, había cosas mucho más preocupantes. Peor aún, el trabajo fue escrito y publicado solo en alemán: para encontrar información uno tenía que visitar el museo de zoología de Harvard, por ejemplo. Entonces ¿De qué importa este ciego, flaco y poco sociable gusano? Mientras que todos los demás organismos huyeron del territorio, este pequeño resistía las grandes fuerzas de los glaciares. Quedo acá, dentro de su refugio subterráneo. Es decir, probablemente cuenta entre los organismos más nativos que existen en la región. Claro que nunca va a reemplazar al flamante huemul de la bandera chilena, pero de alguna manera también es símbolo. Nuestras aguas patagónicas, pocas intervenidas, aún tienen una gran diversidad de organismos, muchos de ellos singulares como este crustáceo, un patrimonio natural, pero casi desconocido.  

Posiblemente en este momento Stygocaris está bajo el nuevo edificio del Centro de Interpretación Ambiental, al lado del Rio Simpson y quizás algún día se le reconozca como un símbolo de las aguas subterráneas, algo de lo que realmente queda en abundancia en esta región. Sin embargo, será hasta el día que contemos con un mejor conocimiento de esta agua (una tendencia lógica en países que buscan alcanzar su desarrollo), el día que conoceremos el bicho ciego. 

Gentileza Dr. Brian Reid, limnólogo CIEP.