Strict Standards: Non-static method HTML::showIn() should not be called statically in /home/ciepcl/public_html/prensa/index.code.php on line 54

Sala de Prensa

Mantengase informado con CIEP

¿Sabías qué...?

CIEP Miércoles 11 de Octubre del 2017 Noticias

Un albedo es la proporción existente entre la energía luminosa que incide en una superficie y la que se refleja...

El albedo se puede interpretar como el porcentaje de radiación reflejada por alguna superficie o elemento.

Cada superficie tiene un albedo distinto, siendo las más claras aquellas que presentan mayores índices de radiación reflejada. En el caso de la nieve y el hielo, ambos poseen un alto albedo, pues reflejan hasta el 90% de la radiación solar incidente, lo que es muy alto si se compara con desiertos (alrededor de 20%), bosques (8% en promedio) o los océanos que oscilan entre el 5 y 10% de radiación reflejada. La combinación de todas estas superficies da origen al concepto “albedo planetario”, el que está cifrado en aproximadamente 30%, lo que significa que del total de radiación solar recibida por el planeta, al menos un tercio se devuelve al espacio.

Las nubes, al igual que la nieve y el hielo, también presentan un alto albedo que puede alcanzar hasta el 86%. En este sentido, podemos interpretar que ante la ausencia de nubes se genera un aumento de radiación solar entrante, la cual afecta directamente a la superficie y su equilibrio.

Los glaciares son sensibles a los cambios de albedo, el cual se altera cuando estos cuerpos se contaminan, erosionan o sufren alguna alteración como cubrirse de polvo. Estas perturbaciones hacen que la radiación que reflejan los glaciares baje, de manera que absorben más energía solar y su retroceso se acelera. Al disminuir lacriósfera, el albedo global también se reduce pudiendo causar aumentos en la temperatura del planeta.