Proyecto de seguimiento del cambio climático en río Baker del CIEP continúa trabajo investigativo con habitantes del territorio y autoridades

por Catalina Espinosa

*Iniciativa busca ampliar capacidades de adaptación y resiliencia de las comunidades rurales. 

Parte del equipo de la Red Comunitaria de Seguimiento del Cambio Climático en la Cuenca del Río Baker (RECCA) del CIEP, se trasladó a Cochrane para avanzar en las entrevistas que buscan consolidar la mirada que tienen los habitantes de la cuenca respecto al cambio climático. 

Además, en la ocasión los investigadores mantuvieron reuniones con la institucionalidad pública para dar a conocer el proyecto y buscar trabajar en conjunto con el inter sector, tales como municipalidad y gobernación. “A modo general fue bastante positivo, logramos avanzar harto en recopilar y entregar información relacionada con el proyecto”, dijo Emilia Astorga, antropóloga a cargo de las entrevistas a los pobladores del territorio del Baker. 

Igualmente se dialogó con dirigentes de distintas organizaciones, comunitarias, productivas, comités de riego y medio ambientales. Se recabaron ideas y datos para proyectar un trabajo conjunto con las comunidades. “Nos llevamos una impresión general de cómo se percibe el cambio climático y que existe mucho interés al respecto, pero faltan herramientas de transferencia de conocimiento y también más información en relación con el tema”. 

Respecto a las entrevistas propiamente tales, que son parte del proyecto, Emilia Astorga añadió que “este verano se percibió una escasez hídrica muy importante en distintos sectores de Cochrane, entre ellos el sector del Maitén. Y lo que queda en evidencia a partir de las conversaciones es que el cambio climático viene a extremar este tipo de eventos de sequía y nos falta preparación frente a este tipo de situaciones”. 

No obstante, tanto la Gobernación de Capitán Prat como el municipio de Cochrane se encuentran evaluando estrategias para enfrentar el fenómeno, “pero hasta el momento se trabajan como temas aislados. Nos falta comprender mejor porqué se generan este tipo de eventos por ejemplo de sequía y planificar cómo podemos optimizar el uso de los recursos hídricos, puesto que aún tenemos agua”. 

En el corto plazo se espera comenzar un trabajo con los establecimientos educacionales de la cuenca del río Baker. “En resumen fue un buen terreno, y agradecemos a las personas que nos ayudaron y dispusieron de su tiempo para las entrevistas. Todavía nos queda bastante trabajo y esperamos en estos meses seguir profundizando en la información y aportando para que el tema del Cambio climático se vaya posicionando dentro de las comunidades”, remató Emilia Astorga, quien fue acompañada por el geógrafo José Andrade, apoyo a la coordinación del proyecto de seguimiento del cambio climático en la cuenca del río Baker. 

También te puede interesar

Deja un comentario