Encargada Escuela de Río Tranquilo: “Es muy importante establecer vínculos con los centros de investigación”

por Catalina Espinosa
142 vistas

*Laboratorio Eco Climático del CIEP, instaló estación pluviométrica y monitor con información del tiempo en la zona.

Parte del equipo del Laboratorio Eco Climático del Centro de Investigaciones en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), se trasladó hasta Puerto Río Tranquilo para instalar la primera de ocho estaciones pluviométricas y sistema de información en línea en la escuela Gabriela Mistral de esa localidad. Estos instrumentos están orientados a mejorar la capacidad de adaptación de las comunidades de la región de Aysén a los efectos del Cambio Climático. 

“La idea es ayudar a monitorear los eventos meteorológicos extremos, la climatología o meteorología del territorio. Buscamos contar con mayor información acerca de los cambios que podrían suceder producto del cambio climático y fortalecer a la comunidad en todo lo que es la capacidad de adaptación o mitigación de efectos del cambio climático”, dijo Luis Alberto Gómez, coordinador del proyecto de seguimiento del cambio climático en la cuenca del río Baker (RECCA). 

También se instaló un monitor de TV, que se denomina meteovisión y “que permite conocer datos de la estación meteorológica, pero también indica el reporte meteorológico e información relevante para entender aspectos relacionados con el cambio climático. La idea es este dispositivo ayude a mejorar la comunicación entre la ciencia y la comunidad. Y algo muy importante de recalcar que esta tecnología, que tanto monitor como la estación meteorológica, son desarrollados y construidos en la región de Aysén”, afirmó el meteorólogo y químico ambiental. 

Por su parte, Mónica Arellano Bastías, profesora encargada de la escuela Gabriela Mistral, valoró la posibilidad de contar con estos elementos dentro del establecimiento, los que permitirán acercar la ciencia a niños y niñas. “Muy contentos y agradecidos porque el CIEP haya considerado la escuela para la instalación de estos pluviómetros y también el monitor de meteovisión. Apenas los niños y niñas del nivel de transición llegaron el lunes se dieron cuenta que algo extraño había afuera, así es que las profesoras los llevaron a conocer el pluviómetro y al comedor donde está instalado el televisor y explicarles por este regalo que habíamos recibido”. 

La curiosidad inherente a los estudiantes permitió que de forma espontánea preguntaran acerca de la estación y sus objetivos. “Cuando vieron el televisor no podían creer que toda esa información que estaba allí, la cantidad de precipitaciones podrían venir de esa estación, al igual que los otros niveles. Esto nos abre el camino para potenciar la ciencia y otras áreas del saber de nuestros estudiantes, ya que los datos obtenidos se espera que se utilice en el trabajo pedagógico”, indicó Mónica Arellano. 

“Estos vínculos que establecemos con estos centros de investigación son muy importante para toda la unidad educativa, porque el fin último es que nuestros estudiantes tengan un abanico de conocimientos para que tomen decisiones, es muy relevante que se establezcan estos nexos”, apuntó finalmente la profesora.

También te puede interesar

Deja un comentario