Por primera se realiza mapeo detallado de toda la ecorregión de la Patagonia (Chile – Argentina)

por Catalina Espinosa
306 vistas

Muchos de los estudios científicos sobre coberturas terrestres de diversos paisajes naturales se han realizado históricamente con imágenes satelitales, sin embargo, en partes extremas del planeta como la Patagonia, excesivas nubes cubren los paisajes, generando imágenes con poco nivel de detalle que dificultan la obtención de un buen producto cartográfico.  En esta ocasión gracias al uso de tecnologías inteligentes de última generación y con un alto nivel de validación, se podrían obtener un mapa detallado de la ecorregión Patagonia.

La ecorregión de la Patagonia compartida entre Chile y Argentina, se caracteriza por una variedad de atributos naturales representados en la diversidad de coberturas terrestres que componen el paisaje, tales como, bosques diversos en distintas etapas de crecimiento (por ejemplo, bosques adultos, secundarios), diversos tipos de matorrales, zonas agrícolas, glaciares, humedales, estepa, lagos, entre otros. A pesar de esta diversidad de coberturas, y de la relevancia de sus recursos naturales, aún no se ha realizado un mapeo detallado que caracterice toda la Patagonia. Un mapeo de esta dimensión representaría una línea base con la cual se pueda cuantificar la superficie de todas las coberturas, evaluar la estructura y patrones espaciales del paisaje, además, evaluar distintas funciones ecológicas, tal como la conectividad funcional para especies emblemáticas nativas, como por ejemplo el puma o el huemul, e incluso se podría usar como instrumento para una planificación estratégica del territorio. Varios trabajos científicos e institucionales han generado mapas que tratan de representar espacialmente esta diversidad propia de la Patagonia, siendo uno de los productos más completos el Inventario Forestal de CONAF, sin embargo, este tiene un enfoque forestal y el más reciente es del año 2011, además solo considera la Patagonia Chilena. Otros trabajos globales han mapeado toda la Patagonia (chilena- argentina), sin embargo, han simplificado el paisaje a unas pocas coberturas terrestres, lo cual no hace justicia a la diversidad de esta gran ecorregión.

Por lo tanto, en la línea de Ecología del Paisaje del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) liderado por la Dra. Ángela Hernández, desde el año 2017 se viene haciendo un esfuerzo por mapear detalladamente la Patagonia. Este trabajo empezó con un mapeo piloto de la Provincia de Coyhaique (Región de Aysén), financiado por un proyecto FONDECYT hasta el año 2020, a través del cual se logró identificar 18 clases de cobertura terrestre para tres épocas distintas con imágenes satelitales. Posteriormente, a través de un proyecto CONICYT I+D Ciencia y Territorio, se intentó mejorar la resolución espacial con el uso de drones, si bien, fue una herramienta muy relevante para obtener alto detalle y precisión, fue útil para mapear paisajes pequeños, pero no es óptimo para grandes superficies. Por lo tanto, con la experiencia ganada, y con el soporte del proyecto basal ANID – PATSER (Ecosystem, climate change and socio-environmental linkages along the continental-ocean continuum. Long-term socio-ecological research in Patagonia), se aplicaron las dos experiencias previas y el rápido avance computacional, para proponer un mapeo de toda la ecorregión de la Patagonia usando algoritmos de inteligencia artificial para generar un gran mosaico de imágenes satelitales libre de nubes, y a partir de esto construir un mapa altamente detallado. Actualmente el producto está en una etapa de validación, inicialmente en la región de Aysén, desde Lago Verde hasta Villa O’higgins y desde la estepa hasta los fiordos, usando como instrumentos drones para obtener información de lugares inaccesibles y georreferencia con múltiples puntos GPS en lugares dónde se puede acceder fácilmente. Posteriormente, se realizará validación en el lado argentino. “Con este trabajo esperamos llegar a una clasificación altamente detallada que incluya por lo menos 3 niveles de información, donde el nivel más detallado tendrá más de 50 tipos de coberturas terrestres. Este es un trabajo único de alto costo y con alta dedicación, del cual esperamos obtener un primer producto en el transcurso del año y validarlo con pares internacionales, para garantizar un producto de calidad que incluso pueda ser usado por los distintos tomadores de decisiones” especificó la Dra. Hernández.
Junto con la necesidad de crear esta línea base de la variedad de paisajes y sus coberturas que posee la Patagonia, un segundo objetivo es evaluar la capacidad del paisaje para realizar múltiples funciones ecológicas, por ejemplo, el almacenamiento de agua, nutrientes del suelo, almacenamiento de carbono entre otros. Es necesario comparar la capacidad funcional de áreas en estado prístino en relación a aquellas que aún poseen los vestigios de los grandes incendios históricos, muy contrastantes en sus coberturas. Lo que permite cuantificar y dilucidad el impacto ecológico que esto conlleva.


También te puede interesar

Deja un comentario