Expedición Científica mide Aguas Marinas en la Península Antártica

por carlos

La Patagonia y la Antártica son regiones que se ven enfrentadas a grandes amenazas en el actual escenario de cambio climático global. Particularmente, el último año se han registrado olas de calor únicas en la historia del hombre, y este trabajo busca rescatar información oceanográfica que mide el impacto de estos cambios en las aguas marinas.

La Patagonia y la Antártica son regiones que se ven enfrentadas a grandes amenazas en el actual escenario de cambio climático global. Particularmente evidente en el pasado verano cuando se registraron olas de calor sin precedentes.

El Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP) en colaboración con el Centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas Marinos de Altas Latitudes (IDEAL) realiza una evaluación el estado actual de los sistemas marinos sub Antárticos y de la Antárticos.

Hace poco acaba de finalizar la Expedición Científica Antártica N° 56 de INACh (Instituto Antártico Chileno) y la cuarta consecutiva del Centro IDEAL, que busca entender los efectos del calentamiento, desalinización y acidificación de los mares costeros causado por el persistente aumento de los gases invernadero en la atmosfera. En una campaña de investigación que se extendió desde enero a marzo, el Biólogo Marino y asistente de investigación de CIEP, Emilio Alarcón Panichini, trabajo junto a un equipo de investigadores nacionales a bordo de la nave “Karpuj”.

Los cientificos focalizaron su trabajo oceanografico  en las bahías Maxwell y Sur donde INACH mantiene  bases científicas y también la zona sur del estrecho de Gerlache dentro de la península antártica. Emilio nos relata que ésta es su cuarta campaña antártica consecutiva, “mi trabajo consistió en realizar el monitoreo de alta resolución en uno de los sectores más afectados por el cambio climático dentro de territorio antártico. Particularmente, este año es cuando se registró una ola de calor atmosférica única en la historia del hombre”.

La colaboración de CIEP, a través del coordinador de ecosistemas acuáticos, Dr. Rodrigo Torres, consiste en realizar e interpretar los análisis químicos de las aguas marinas, como, por ejemplo, medición de la concentración de nutrientes, condiciones de acidez y niveles de CO2 del agua, este último muy importante por ser un gas de “efecto invernadero” y que acidifica el agua. En los siguientes meses se estará realizando este trabajo en laboratorios de CIEP, dónde más de 180 muestras de agua recolectadas serán analizadas, esta información permitirá evaluar el estado de las aguas durante este verano en las zonas estudiadas, y así, alimentar los modelos predictivos de cambio climático en territorio antártico.

Esta investigación permitirá llenar vacíos de información para entender el funcionamiento del ecosistema marino Antártico, un ecosistema extremadamente rico en vida marina pero altamente sensible a las perturbaciones climáticas.

También te puede interesar

Deja un comentario